Go to Top

Restaurante Fismuler : cocina de autor en el barrio de Justicia

El otro día oímos decir que hay una burbuja de restaurantes nuevos en Madrid. Está claro que sólo aquellos que cuenten con una trayectoria y un cuidado de extremo de la gastronomía y el servicio perdurarán al paso del tiempo. Ayer mismo pudimos disfrutar de una de las mesas compartidas del nuevo restaurante Fismuler en Madrid. Nino Redruello y Patxi Zumárraga triunfaron con la carta de Tatel, y su pasado en las tortillas de Gabino y la Gabinoteca. Exito que quieren repetir en este impresionante local/cueva donde con una decoración tipo “industrial y descuidada” con una perfecta combinación de luces, y una muy buena acústica – techos de conglomerado de corcho- hacen que sus mesas estén entre lo más cotizado de la gastronomía de Madrid.

Una mesa compartida. Eso fue lo que nos dieron como reserva de última hora, en el comedor principal, y compartiendo asiento con otros 20 comensales. Una manera distinta de disfrutar de la compañía y de la cocina de Fismuler, que triunfa en locales como París, Nueva York y Londres, pero que en España todavía tiene sus opositores. Nos tendremos que ir acostumbrando al hecho de compartir no sólo mesa, sino coche , compañía y lo que haga falta. Es la economía colaborativa, y cuanto más la usemos más introducidos estaremos en el mundo actual. Nos quedamos con ganas de probar la mesa que tienen en el patio interior. Una mesa al aire libre en un reservado con una decoración muy cuidada que nos traslada al ambiente industrial de los años 60. Mesas de madera en bruto con forja de hierro que invitan a la conversación distendida.

carta,fismuler,restaurante,madrid

Carta del restaurante Fismuler

Una carta con la fecha impresa del día, lo que nos hace pensar que cambian con cierta frecuencia sus platos. Una amable acogida por parte de la recepcionista , que no duda en ponernos frente al “espectáculo musical que empezará en breve”. A veces pensamos por qué se empeñan en usar cantantes y música si lo que la gente desea es hablar … pero parece que este concepto triunfó en Tatel y quieren exportarlo al resto de los locales que poseen.

¿y si hablamos de su gastronomía? Fismuler apuesta por ingredientes de calidad y una maestría a la hora de mezclarlos. No dejéis de probar sus platos estrella , la tortilla de ortiguillas y pimientos, los garbanzos con cigalitas y ternera, la ensalada de patata y bonito al sarmiento, el calamar a la parrilla con endivias , o la ventresca de atún (muy hecha para nuestro gusto). 

Servicio un poco alocado y a veces descontrolado. Las bebidas tardaron en llegar más de la cuenta a pesar de que finalmente las trajeron con mucha alegría y ganas de hacer las cosas bien. Mucha gente guapa, probablemente del barrio , en una calle que va cobrando su importancia con locales ya establecidos como el fabuloso restaurante La Manduca de Azagra y algunos otros que se apuntan al cotizado barrio de Justicia. Aventuramos a decir que Fismuler será todo un éxito, al igual que sus predecesores.

Restaurante Fismuler - Calle Sagasta, 29 - 28004 Madrid

Teléfono (imprescindible reservas, aunque siempre podéis 
encontrar sitio en sus mesas compartidas) -91 827 75 81 

Precio medio: 45 euros.

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

90 Shares
+138
Share34
Tweet3
Share15
WhatsApp
Email