Go to Top

¿una capilla en el rascacielos de Torre Espacio?

Si alguna vez habéis entrado en Madrid de noche por la carretera de Colmenar o por la de Burgos, os habrá llamado la atención una luz verde parpadeante e intensa que se ve en una de las cuatro torres de la Castellana, concretamente en Torre Espacio, propiedad del grupo Villar Mir.

Contrariamente a lo que pueda parecer, la luz señala un lugar de culto, la Capilla-Oratorio de culto Católico con Reserva del Santísimo que se encuentra en el piso 33 del edificio o, más exactamente, el lugar donde está el sagrario. Para los más avezados no habrá pasado desapercibido el piso elegido para la colocación de la capilla, que coincide con la edad a la que murió Jesús según la tradición cristiana. Parece ser que la ubicación debía ser en este piso o en otro algo inferior por cuestiones de seguridad (el espacio de la capilla era originalmente un refugio contra incendios) y acceso y finalmente se eligió éste por su carga simbólica. Pero además, como os podéis imaginar, una ubicación así no la tienen muchos templos. De hecho, se trata de la capilla más alta del mundo sobre el nivel del suelo (que no del mar), a 135 metros de altura.

Por lo que respecta a la luz verde parpadeante, como también podréis imaginar, el color no se eligió al azar, sino por ser el símbolo de la esperanza. Se trata de un panel de leds que está encendido día y noche todos los días del año, señalando que dentro del Sagrario está la ostia consagrada, con la excepción de Semana Santa, cuando el Sagrario está vacío.

La capilla se creó a petición de un grupo de trabajadores de Villar Mir y contó para ello con el beneplácito del Arzobispado de Madrid, siendo incluso bendecida el 3 de febrero de 2010 por el arzobispo Rouco Varela. Tiene una capacidad para unas 30 personas y está abierta desde las 8 de la mañana a las 10 de la noche. La misa se celebra todas los días laborables a las 08:30 h. (salvo los miércoles, que se celebra a las 14:05) y a ella pueden acudir todos los trabajadores de la torre, no sólo los del grupo Villar Mir, así como personas ajenas al edificio, pero es necesaria la reserva previa con una antelación de al menos 24 horas, a través de un formulario que se encuentra en la web de la propia capilla.

La idea ha sido después seguida por otras empresas con sede en Madrid, que han habilitado espacios para la celebración de misas, como Telefónica en su edificio de Las Tablas o el Santander en su ciudad financiera de Boadilla del Monte. Parece, por tanto, que la iniciativa se está extendiendo, lo que tendrán difícil será batir otro record como el de la capilla más alta del mundo. ¿a qué esperas para conocerla?

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

63 Compartir
+1
Compartir62
Twittear
Compartir1
WhatsApp
Email