Go to Top

Restaurante Rugantino Casa Tua y su lavado de cara

Hace unos días nos pusimos muy contentos al ver que uno de los restaurantes italianos tradicionales y con más historia de Madrid había decidido reabrir sus puertas tras una profunda renovación integral tanto de decoración como de gastronomía; ya sabéis lo que nos gusta contaros las novedades gastronómicas de nuestra ciudad favorita así que nos pusimos manos a la obra y esta semana cruzamos las puertas del nuevo restaurante Rugantino para comprobarlo.

Con cuarenta años de historia a sus espaldas, el Rugantino (ahora acompañado del apellido Casa Tua)  puede presumir de ser el primer restaurante de la Cadena Vips que abrió sus puertas en la capital . Luego se unieron  Tataglia, Lucca, y el ya desaparecido Paparazzi. Ocuparon un lugar muy destacado entre los restaurantes italianos de la ciudad, llenando cada noche sus mesas con caras conocidas de la burguesía madrileña y sorprendiendo a sus visitantes con un servicio esmerado y una gastronomía de calidad con la pasta como principal ingrediente.

Pues bien, recientemente la famosa cadena Vips ha dado un lavado de cara a este buque insignia para posicionarlo de nuevo en el lugar que nunca debió perder. Sospechamos que el resto de restaurantes del grupo harán lo mismo y nos sorprenderán en los próximos meses. Lo primero que tenemos que recalcar, y de lo que nos dimos cuenta nada más cruzar su puerta, es que la reforma del restaurante no ha sido integral sino que más bien se trata de una re-decoración / puesta al día en su mobiliario, iluminación y abandono de las famosas fotos que colgaban en sus paredes. Mantienen el mismo suelo de terrazo y el formato de sus techos tipo cueva con las paredes blancas de gotelé. Se aprecia enormemente el esfuerzo, pero no esperéis encontrar un restaurante ultra moderno porque os llevareis una desilusión. De hecho, advertimos desde ya que os abstengáis de mantener conversaciones subidas de tono o con secretos nacionales de vida o muerte, ya que la sonoridad del restaurante gracias a sus techos abovedados permite escuchar a la perfección lo que se cuece en las mesas de vuestro alrededor. Además, deben de cuidar, y seguro que están en ello, el intenso olor a ambientador que sale del baño y que llega a invadir -olfativamente hablando- la escalera de bajada al salón principal.

El chef elegido para este re-estreno ha sido Javier Pérez Leza, que ya cosechó sus éxitos en el exitoso Bice de la calle Génova, una apuesta del grupo por un restaurante italiano de mayor calidad y que dio sus frutos. La carta renovada, mantiene algunos de los platos estrella por el que se hizo famoso el Rugantino original como puede ser el famoso plato paja y heno, que siguen preparando con esmero y destaca por encima del resto.

Probamos una ensalada de tomate con mozzarela de búfala, donde destacaba principalmente esta última, siendo la calidad del tomate normal. Unas verduras asadas con aceite de hierbas y piñones muy bien cocinadas y con mucho sabor y que resultan ideales para compartir. Como segundos, además del “archi” conocido y excelente paja y heno, nos atrevimos con los Spaguetti Vongole, muy bien cocidos y con un sabor espectacular. En esta ocasión no nos atrevimos con los postres, pero estamos seguros que merecen la pena porque lo que si es muy apreciable es el cambio espectacular que se ha hecho en la cocina, mucho más cuidada que en otras cadenas del grupo.

El servicio es atento y muy agradable y también destaca sobre el resto de los restaurantes del grupo . Incluso nos pareció ver entre los camareros a alguno de los que nos saludaba amablemente hace ya algunos años ,-bastantes-, cuando bajábamos sus famosas escaleras . El restaurante pierde también algo de encanto cuando después de haber disfrutado de su gastronomía la amable camarera trae la cuenta y nos pregunta si venimos por alguna promoción dos por uno, algo que deberían cuidar de alguna manera y hacerlo de forma más discreta .

Sin duda, creemos que el Rugantino se ha colocado de nuevo en la línea de salida para ser uno de los mejores restaurantes italianos de Madrid así que ya estáis reservando mesa para apreciar su nueva apuesta gastronómica y decorativa que sin duda os sorprenderá.

Restaurante Rugantino
C/ Velázquez, 136 –  28006 Madrid (junto al VIPS de López de Hoyos)
Teléfono reservas: 91 561 02 22 (imprescindible reservar) 

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

54 Compartir
+1
Compartir42
Twittear
Compartir12
WhatsApp
Email