Go to Top

Real Jardín Botánico de Madrid: imprescindible para amantes de la naturaleza

Hace algunas semanas comenzamos una serie de posts sobre los jardines más bonitos de Madrid hablándoos del Retiro y ahora que ha vuelto el sol es hora de retomarla. Precisamente muy cerca del Retiro se encuentra otro de esos jardines imprescindibles, el Jardín Botánico, un lugar que nos encanta, especialmente en esta época, pues desde mediados de marzo y durante el mes de abril se muestra exuberante y lleno de colores a medida que gran cantidad de las que especies de plantas que tiene van dando sus flores.

El Jardín fue creado por Fernando VI en la Huerta de Migas Calientes, cerca de la actual Puerta de Hierro, y contaba con más de 2000 especies procedentes de todos los puntos de Península y de otras zonas de Europa. Cuando se abrió en 1755, la tradición de los jardines botánicos tenía ya una larga trayectoria que había comenzado en la Italia del Renacimiento, aunque hundía sus raíces mucho más atrás en la tradición clásica y medieval. Los primeros fueron los jardines de Pisa, Padua y Florencia, centros de estudio y de investigación asociados estrechamente con las importantes universidades que había en esas ciudades; les siguieron otros en otras urbes europeas, como Leiden, Montpellier y, en España, Valencia (1567).

Fue Carlos III quien decidió trasladar el Jardín  Botánico al lugar en el que se encuentra actualmente, como parte del proyecto que en la época se conoció como Salón del Prado. Consistía en la remodelación de la zona del Prado Viejo, un paseo muy popular y lleno de vegetación que, sin embargo, con el tiempo había sufrido un cierto abandono y perdido su uso como lugar de esparcimiento. Este proyecto contemplaba, en la zona ya cercana a Atocha y en el entorno del Buen Retiro, la construcción del Museo del Prado (diseñado originalmente como Gabinete de Historia Natural), el Observatorio Astronómico y el propio Jardín Botánico. Juan de Villanueva fue el encargado de proyectar todos estos edificios, en colaboración con Francesco Sabatini en el caso del Botánico.

Desde su creación, el jardín se convirtió en un centro de investigación y de enseñanza de la botánica, que impulsó expediciones científicas a América y el Pacífico y que hizo acopio de importantes herbarios con especies nuevas que se dibujaron en láminas de un gran valor didáctico.

Ha pasado por numerosas vicisitudes, como el abandono sufrido durante la Guerra de la Independencia o la incorporación de un parque zoológico, que después se trasladó al Retiro. Actualmente, además de ser un centro de investigación dependiente del CSIC, es uno de los jardines más bonitos y más tranquilos de la ciudad, a pesar del bullicio que lo rodea. Cuenta con gran diversidad de especies adecuadas principalmente al clima mediterráneo continental propio de Madrid y, por tanto, procedentes de la cuenca del Mediterráneo, pero también de California, Argentina, Chile, Sudáfrica o el sur de Australia.

En la web del Jardín Botánico se ofrecen itinerarios autoguiados para disfrutar de todos sus rincones y de todas las especies de plantas que alberga, como por ejemplo la ruta dedicada a Las Plantas del Quijote, en homenaje a Cervantes y su obra maestra. Además, prácticamente todos los fines de semana ofrece actividades para niños, adultos o familias, así como talleres y campamentos para los días de vacaciones escolares, como los Talleres Familiares de esta Semana Santa. También se suma a celebraciones especiales, como la próxima Noche de los Libros, es la que ofrecerá charlas, concursos y visitas.

Sin duda, se trata de un Jardín con mucha vida, ¡esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotros!

Real Jardín Botánico
Plaza de Murillo 2. 28014 Madrid . 
Precio: 3 euros. Gratis para desempleados y mayores de 65 y menores de 10 años.

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+1
Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Email