Go to Top

Los azulejos de Madrid : Visita manzana o casa

Seguro que paseando por Madrid alguna vez os habéis encontrado alguno de estos azulejos que están sobre las fachadas de los edificios más antiguos . Indican normalmente las palabras “Visita G” y “casa” o “manzana” con un número. ¿pero de dónde vienen estos extraños azulejos?

Pues como siempre nos tenemos que remontar siglos atrás, exactamente hasta la época en que Felipe II decide , de una vez por todas, fijar la corte en Madrid . Corría el año 1561 y hasta entonces el Rey iba de ciudad en ciudad sin que ninguna de ellas fuera su favorita. Es entonces cuando decide que Madrid sea la elegida para ser capital del reino. Pero claro ¿cómo un pueblo de apenas 10.000 habitantes iba a albergar a tanta gente – se dice que hasta 60.000 personas- en tan poco tiempo? Pues riámonos de las medidas poco populares de los actuales políticos, porque Felipe II sacó una de las leyes más polémicas que ha tenido nuestro país: hablamos de la Ley de Regalía de Aposento. 

¿y en qué consistía esta odiada ley? Pues fundamentalmente si eras propietario de una casa , tenías que ceder el 50 por ciento de su superficie al personaje de la corte que el Rey eligiera. Y no sólo eso, darle desayuno, comida y cena. ¿a que resulta cuanto menos curiosa por no decir injusta esta regalía de aposento?

Claro, en España ya se conocía la frase hecha le Ley , hecha la trampa. Y es que numerosos propietarios decidían construir sus casas para evitar el cumplimiento de esta famosa Ley, bien por falta de espacio, o bien porque separar la casa en dos tenía difícil solución habitacional. Fueron las llamadas casas a la malicia, creadas ex profeso para evitar el cumplimiento de dicha ley. Todavía se puede ver algunas de ellas en el madrileño barrio de la Latina. Fundamentalmente eran fachadas donde aparentemente dejaban ver que la casa tenía una sola planta, cuando realmente dentro tenían dos o más.

don,diego,del,corral,velázquez,regalía,aposento

Don Diego del Corral, Visitador de aposento de la corte

¿y quién se encargaba de chivarse al Rey? Pues los famosos Inspectores – Visitadores de aposento, liderados por su jefe, Don Diego del Corral y Arellano, que fue retratado nada más y nada menos que por Diego Velázquez, en el cuadro que podemos admirar en el famoso Museo del Prado madrileño.

¿y entonces cuándo se pusieron las famosas placas azulejos? Pues fue un tiempo después: teniendo en cuenta el famoso plano de Texeira del Siglo XVII, que era lo más decente que teníamos por entonces de las calles de Madrid, y ya en el  siglo XVIII, en época de Fernando VI y con su mujer Bárbara de Braganza (1749) se empezaron a poner estos azulejos tan llamativos son el origen del actual Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) :  los inspectores de la corte, se dedicaron a numerar casas y manzanas como locos para recaudar impuestos a cada una de las casas y edificios de Madrid. De ahí viene lo de Visita G , que corresponde a visita general, manzana y casa, ya que en cada esquina de Madrid tenía que aparecer la manzana a la que pertenecía y cada casa llevar el número que le correspondía de la manzana.  El catastro recopiló los datos desde la primera manzana (situada en el actual Museo Reina Sofía, que era el antiguo Hospital Clínico, hasta lo que hoy puede ser el Paseo del pintor Rosales, donde estaban las posesiones del Príncipe Pío.  557 Manzanas y 7049 casas nada más y nada menos , las que tenía Madrid por aquella época , en el siglo XVIII.

Os podéis imaginar que esta nomenclatura de calles era de todo menos cómoda y fácil de manejar. Se daba la circunstancia que en un mismo trozo de calle había varias casas con la misma numeración (una en frente de la otra), por lo que obligaba siempre a saber el número de manzana, por no hablar del follón que era recordar tantos números.

En 1835 el Marqués viudo de Pontejos, alcalde de Madrid, decidió poner nombres a todas las calles y números a todas las casas como hoy los conocemos. Hay un secreto para saber dónde empieza la numeración en las calles, dado que siempre lo hacen en el punto de la calle que  está más cerca de la Puerta del Sol, al Kilómetro cero de todas las carreteras de España. A partir de ahí, pares a la derecha e impares a la izquierda… Además, y a partir de ahora , ya sabremos que cuando veamos una casa con uno de esos famosos azulejos por lo menos es del Siglo XVIII. Otro día hablaremos de los famosos carteles que indican que la casa está asegurada de incendios y cual era la función que cumplían… ¡que sigáis disfrutando de Madrid!

Banner, Madrid, and You, visitas guiadas

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

35 Compartir
+1
Compartir34
Twittear
Compartir1
WhatsApp
Email