Go to Top

La Maruca: Cantabria llega para comerse Madrid

Quien haya tenido la ocasión de viajar a Cantabria o Asturias este verano no podrá negar que la calidad de su comida y sobre todo el precio de la misma – como ocurre también en Galicia- hace que el viaje desde el punto de vista gastronómico haya merecido la pena. Si además han tenido la suerte de que el buen tiempo les acompañe (y con buen tiempo nos referimos al tiempo primaveral y no tanto al asfixiante calor veraniego que estos días sufrimos en Madrid), no habrán envidiado nada a las playas del sur de la península.

Pues bien, desde hace ya casi un año abrió sus puertas en plena calle de Velázquez de Madrid el restaurante la Maruca en el mismo local que ocupó el conocido asador Frontón. Lo que aparentemente pudiera haberse convertido en otro espacio más de los muchos que abren en el barrio de Salamanca, hoy puede vanagloriarse de llenar comidas y cenas sin perder un ápice de calidad y amabilidad en su servicio y en su oferta gastronómica.

carta,restaurante,la maruca,madridNos había costado encontrar una mesa , y eso que desde hace meses llamábamos – incluso con unas semanas de antelación – sin haber tenido suerte. Pero como Madrid se vacía en verano, encontramos una ocasión ideal para cenar en uno de los sitios más demandados de la capital. ¡y nos dieron mesa en su terraza! Una decoración sencilla, sin estridencias, con algún toque moderno pero donde lo importante está sobre el plato y no en sus alrededores. Un servicio muy amable y sobre todo eficaz y rápido. Y una carta repleta de platos apetecibles con unos precios muy asequibles para los tiempos que corren. ¿se puede pedir más? Pues si. Mucha gente guapa alrededor del Barrio de Salamanca y aledaños que lucían sus morenos sin contemplación mientras disfrutaban de una agradable compañía. ¡y de todas las edades!

Comenzamos compartiendo una ensalada de tomate con bonito del norte (como el del anuncio, pero mejor), una ensaladilla muy sabrosa y apetecible en verano y unas rabas de calamar perfectamente rebozadas sin el menor exceso de grasa y con un sabor difícil de igualar. Para los platos principales, decidimos seguir compartiendo y elegimos el huevo trufado con setas (que parece sencillo pero que tiene su complicación que aquí superan con creces), unos chipirones en su tinta con un arroz algo seco (siempre nos olvidamos de los acompañantes del plato principal) , unas buenísimas albóndigas en salsa de las de toda la vida, y un taco de bonito con pipirrana donde puedes apreciar con mayor rigor la enorme calidad de las materias primas que tiene este restaurante.

¿cual es su éxito? Pues como no somos Chicote ni tenemos la bola de cristal del éxito gastronómico, creemos que son muchos los factores que contribuyen a que sea uno de los sitios más demandados en Madrid donde conseguir una mesa, pero nos decantamos por su gran calidad de ingredientes, su experiencia gastronómica con decenas de años a la espalda en sus otros restaurantes y sobre todo un precio muy asequible que hace que la experiencia sea todavía más gratificante.

Así que ya estás cogiendo tu agenda, y señala en rojo un día o una noche – ya de Octubre- para ir a probar este pedazo de Santander en Madrid disfrutar de su gastronomía y de su buen servicio. ¡ a seguir devorando Madrid!

La Maruca

Calle de Velázquez, 54, 28001 Madrid

Teléfono: 917 81 49 69 (imprescindible reserva con mucho tiempo o cenar en barra)

Precio Medio: 25/30 euros

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+1
Compartir
Twittear
Compartir
WhatsApp
Email