Go to Top

Se acerca San Valentín: ¿sabías que sus restos pueden estar en Madrid?

Muchas personas regalan flores, chocolates o joyas el día 14 de febrero para declarar su amor, “Día de los enamorados”, “Día de San Valentín”… Otros lo consideran un invento de las tiendas para consumir y consumir, pero ¿quién fue este santo y qué hizo para ser el patrón de los tórtolos?, esta es una tradición que llega desde los tiempos el Imperio romano.

Existen varias leyendas sobre su historia y teorías de que sus reliquias podrían estar enterrados en Irlanda, en Almería y la que más nos gusta, que descansan aquí, en Madrid, en la iglesia de San Antón en la calle Hortaleza. Existen también hasta tres santos en la historia con el mismo nombre,uno italiano, San Valentín de Terni, otro llamado Valentino de África y del que os hablamos aquí. Un santo romano que murió degollado hacia el año 270 d.C., en la Villa Flaminia de Roma por orden del emperador Claudio II, cuando manifestó públicamente que los decretos de Roma eran indignos y que el pueblo debía de ser libre para poder casarse. El sacerdote además ejerció de confesor de los presos cristianos, acompañándolos espiritualmente durante su cautiverio.

Durante esta época, el emperador Claudio II había prohibido que los jóvenes soldados pudieran contraer matrimonio, ya que consideraba que para ejercer su profesión de “verdaderos guerreros” debían de ser solteros y no tener ningún tipo de “ataduras” familiares. A San Valentín,esto le pareció injusto y absurdo y en secreto siguió casando a las parejas que se lo pedían, el emperador se enteró y el 14 de febrero del año 270 d.c. mandó que le encarcelaran. Según la leyenda, San Valentín fue profesor de Julia, la hija ciega del carcelero que lo vigilaba,y por petición de este último, el santo enseñó a la joven todo sobre la historia de Roma y sus ancestros. Antes de ser muerto, el mártir además obró el milagro de curarle la ceguera a la joven quien en su honor plantó un almendro, árbol que simboliza el amor y la fraternidad.

Siglos más tarde en el lugar dónde martirizan al Santo, por orden del Papa Julio I se mandó construir una Basílica y en 1699 se señala la fecha de la muerte del mártir como festividad de San Valentín aunque desde 1969 se dejó de celebrar esta fiesta según el rito católico porque el Vaticano no lo contempla como un hecho basado en lo real y sagrado.  ¿Y qué pasó con los restos de este valiente y generoso santo? También existen varias teorías, que se conservan en Italia, en Irlanda y las más fidedignas nos llevan a la iglesia de San Antón en la calle Hortaleza 63: La Real Iglesia de las Escuelas Pías de San Antón, diseñada en 1735 por el arquitecto  Pedro de Ribera. Se construyó como la iglesia del antiguo Hospital de leprosos, que más tarde sería el Colegio de los Escolapios.

En esta iglesia se conserva parte del esqueleto de San Valentín; estas reliquias son regalo del Sumo Pontífice a Carlos IV a finales del siglo XVIII quién donó los restos a los Padres Escolapios que los custodiaron ocultos hasta 1984 en deciden exhibirlos en una urna en la Iglesia.

Ya sabéis, si queréis pedirle un favor “amoroso” al santo acercaos a esta Iglesia tan céntrica de Madrid en pleno barrio de Chueca. Y si estás pensando en un regalo romántico, ¿por qué no regalar una de nuestras visitas privadas?

Banner, Madrid, and You, visitas guiadas

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+1
Share
Tweet
Share
WhatsApp
Email