Go to Top

Restaurante la Muñoca – Muñoz Calero arrasa en Madrid

Le conocimos cuando tímidamente se hizo conocer por su novedad y calidad gastronómica en el desaparecido Tartán de General Pardiñas. Y cuando todos pensábamos que era un hasta siempre, Javier Muñoz Calero no ha dejado de cosechar éxitos desde entonces. Tartán reapareció como Tartanroof en la azotea del Círculo de Bellas Artes que fue la terraza restaurante del verano y de los grandes eventos en Madrid; nos sorprendió por su originalidad el ya establecido perrito faldero. Supo conquistarnos con su tienda ecológica el Huerto de Lucas. Petó literalmente la terraza del Conde Duque (el Cuartel) este verano. Supo aventurarse en el difícil mundo de la tapa en Belaúnde 22.  Y ahora acaba de reformar integralmente la Muñoca para terminar de conquistar Madrid con su simpatía pero sobre todo , con su asentada gastronomía.

¿qué es la Muñoca? Pues ante todo , quiere convertirse en un restaurante clásico. Y desde el primer momento que cruzas su puerta, parece que la sencillez y el estilo de su decoración te hace sentir como en casa.  Bajo una serie de luces tenues estratégicamente situadas, ha sabido crear diferentes espacios, a cada cual más apetecible, donde reunirse con amigos y disfrutar de una larga comida o cena como las de antes. Una gran apuesta por la comida de toda la vida, la que Javier Muñoz Calero aprendió en la Escuela de Hostelería Cesar Ritz, en Brig-Glis, y en Le Cordon Bleu, en París, nada más y nada menos. Por eso estamos seguros que la Muñoca se convertirá en la apuesta segura de Madrid por la cocina más clásica y tradicional .

¿y qué se come? Pues todo lo que puedas esperar de un restaurante clásico de Madrid sin estridencias ni demasiadas complicaciones. Probamos un excelente tomate con cebolleta (qué difícil encontrar un tomate que sepa a tomate , este lo hace con creces y hará la competencia a los ya clásicos de la Pepa)  , unos huevos con butifarra y panceta con un sabor intenso y desconocido hasta la fecha, y como principal  escogimos un fabuloso rabo de toro , unas albóndigas en salsa irrepetibles, y un arroz con caldo de gambas (que estaba buenísimo pero en el que echamos de menos alguna gamba que lo acompañe). De postre no dejéis de probar su tarta de zanahoria. Ya sólo por eso merece la pena pasarse a conocer su nuevo local.

¿y qué gente acude a la Muñoca? Pues el barrio acompaña, y en nuestra visita pudimos ver grupos de amigos que disfrutaba alegremente de un cumpleaños en la terraza, alguna pareja amante de la gastronomía y mucha gente guapa por la que parece que no pasan los años. ¡así que habrá que arreglarse y ponerse guapo/a para disfrutar al máximo de la experiencia! . Nos sorprendió también que para acompañar los cafés nos dieron a probar unas pequeñas pastas que ofrecían en una caja tipo humidificador y que habrá que investigar dónde los hacen porque daban ganas de probarlos todos. Además, también tienen una curiosa carta de puros para continuar la comida o la cena en la terraza disfrutando de una de sus grandes copas de balón. ¡y una completísima carta de vinos!  ¡auguramos mucho éxito para la Muñoca!

Restaurante La Muñoca
Calle de Juan Ramón Jiménez, 22, 28036 Madrid
913 59 14 40 (imprescindible reserva) 
Precio medio: 50 euros. 

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

571 Shares
+1
Share553
Tweet
Share18
WhatsApp
Email