Go to Top

Restaurante Benarés : el indio de lujo llega a Madrid

Había generado mucha expectación y se presentaba como la gran estrella en restauración y gastronomía para este otoño. Así que nos pusimos manos a la mesa, y reservamos el pasado lunes (sin problema alguno) para disfrutar de la gastronomía india en un entorno de lujo en el nuevo restaurante Benarés. Su creador, Atul Kochhar, ya ha triunfado en Londres, nada más y nada menos que con una estrella Michelin para su sede inglesa, siendo el primer cocinero de cocina india que recibe el tan preciado galardón en el mundo. Madrid ha sido la ciudad elegida – entre todas las del mundo – para abrir su segunda sucursal europea y no han escatimado en inversiones ni acciones de comunicación. Desde el pasado verano, toda la prensa del sector se ha hecho eco de esta gran apertura gastronómica , y hoy te contamos nuestra visita, tras llevar tan sólo un mes abierto.

Hablaremos primeramente del espectacular despliegue en decoración. El local que ocupaba el antiguo Anapurna, que pasó a mejor vida, acoge este nuevo espacio vanguardista y los culpables de ello son el estudio Cousi interiorismo, que ya han dejado su impronta en otros locales del grupo El Paraguas como el Ten con Ten y el abarrotado Quintín. Llama la atención nada más llegar una muy agradable terraza con vistas a la calle y con una impresionante carta de cocktails y espirituosos en los que cuesta elegir por su gran variedad. El precio medio del cocktail es 15 euros, y el resultado de la terraza es impecable para tomar algo del restaurante – en una carta reducida- y combinarlo con una bebida preparada por expertos cocteleros. El restaurante en su interior tiene una forma de L , con un gran pasillo excesivamente iluminado y un salón más al fondo con luz tenue y más agradable (si podéis escoger mesa, siempre pedid que os la den en la parte superior del fondo, ya que es mucho más agradable). Nada más entrar , a la izquierda y bordeando todo el pasillo se encuentra la cocina vista, donde contamos 7 chefs que en tiempo real y bajo la atenta mirada de los comensales, se esfuerzan en ofrecer lo mejor de la cocina india. De hecho se puede pedir una mesa con forma de media luna y seis plazas que está enfrentada a la cocina permite admirar la labor de los cocineros. Impresionante el fondo del local, donde una pequeña piscina poco profunda refleja la proyección de imágenes de su pared superior bajo un ambiente de pequeñas velas que consiguen ofrecer un espacio futurista pero agradable a la vista. La madera de sus paredes y suelos (impresionante el parquet con diferentes maderas de la entrada) , hacen que el espacio resulte muy agradable a la vista y donde apetece cenar y trasnochar como si la noche no tuviera fin.

benares,carta,menu,degustación,madrid,restaurante

Menú degustación del Restaurante Benarés

El servicio es impecable y te recibe de forma muy agradable desde el primer momento. Todo tipo de alabanzas y gestos de amabilidad que corresponden más a un país oriental y que en Madrid escasean . Comienzan ofreciendo la carta de cocktails, algo extraño que debería venir acompañado de la carta de vinos y de la comida; parece que te obligan a escoger uno, aunque rechazamos su agradable oferta. Nos extrañó que al pedir cerveza India nos dijeran que se había “agotado” y nos ofrecieran en cambio una muy buena cerveza artesanal de Madrid. Probablemente su oferta de proveedores y su control de existencias mejorará con el rodaje.

La carta es reducida y apetecible, con referencias típicas de India y otras no tan conocidas. De hecho el Maitre nos informó que la gastronomía india está por descubrir, con una gran variedad de platos que jamás pensaríamos que corresponden a su gastronomía. Decidimos ir a la carta para así probar otros platos no tan típicos y nos gustó casi todo. Comenzamos compartiendo un aperitivo a base de  Lubina , cordero , codorniz , y langostino, con una muy buena materia prima y permitiendo apreciar el sabor de cada uno de los productos, algo que se hace difícil en otros restaurantes indios donde abusan de los condimentos y salsas. Continuamos con el típico pollo Tandoori al estilo antiguo Delhi, acompañado por un arroz vaporizado y especiado que hay que ordenar como acompañante. Los sabores están muy conseguidos, y se aprecia la calidad de sus ingredientes más allá de una cocción tradicional como mandan los cánones. Nos equivocamos en cambio con el lomo bajo de vaca gallega con boletus, no sólo porque no es un típico plato indio (aunque nos aseguraron que en el sur en la parte cristiana si que lo es), sino porque la calidad del lomo dejaba bastante que desear. O eliminan referencias no indias de la carta o se aseguran que los estándares de calidad cumplen las expectativas de los clientes. Acompañamos nuestros segundos con una cesta de degustación de sus panes, recién hechos en el horno,  y muy conseguidos en cuanto a su textura y diferentes sabores. Para postre, compartimos un estupendo Mousse de chocolate que no nos dejó indiferentes. 

benares,madrid,restauranteEn resumen, con seguridad Benarés será el mejor restaurante indio de Madrid, pero quizás sus altos precios y algún que otro fallo propio del rodaje no estén en línea con la demanda actual de los madrileños o no estemos acostumbrados a pagar por un servicio -excelente, eso sí- y una comida con buenos ingredientes pero sin grandes dotes de imaginación culinaria.

Restaurante Benarés

Calle Zurbano, 5. Madrid (casi esquina a Génova) .

Teléfono: 91 319 8716 (imprescindible reserva) . 

Precio medio: 90 euros persona

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

53 Shares
+111
Share5
Tweet
Share37
WhatsApp
Email