Go to Top

El nuevo museo de la Fundación Carlos de Amberes

Algo grande se mueve en Claudio Coello 99, un nuevo museo está a punto de abrir sus puertas en la sede de la Fundación Carlos de Amberes.

Esta fundación, que lleva años organizando excelentes exposiciones temporales como la que a finales del pasado año celebraba los 300 años del Tratado de Utrecht, que ponía fin a la Guerra de Sucesión por la Corona de España entre Felipe de Anjou y el archiduque Carlos, ha decidido dar un paso más allá y crear el Museo Carlos de Amberes Madrid de Maestros Flamencos y Holandeses.

El nombre deja claro cuál será el foco de atención de esta pinacoteca que abrirá sus puertas esta misma semana -tras ser inaugurada por el Rey este próximo miércoles-, el arte flamenco y holandés de los siglos XVI y XVII. Para ello han logrado reunir una colección de más de cuarenta obras entre las que figuran trabajos de Van Dyck, Brueghel el Viejo, Jordaens, David Teniers II o Rubens, autor del impresionante Martirio de San Andrés, que cualquiera que haya visitado la Fundación alguna vez podrá evocar fácilmente en su memoria.

Veinte de estas obras proceden del Real Museo de Bellas Artes de Amberes y diez del Museo del Prado, junto a préstamos de otras instituciones. Los cuadros permanecerán en el nuevo museo por un año prorrogable, pero la idea es que sea un espacio artístico vivo y en constante cambio, de manera que, siempre fiel a la esencia de su nombre, se nutra de nuevos préstamos de éstas y otras instituciones y su exposición se renueve constantemente.

La Fundación Carlos de Amberes tiene ya una larga trayectoria. Su historia se remonta a 1594, cuando Carlos de Amberes, natural de esta ciudad, cedió una serie de propiedades para que sirvieran de albergue a pobres y peregrinos que llegaran a la Villa y Corte procedentes de las Diecisiete Provincias de los Países Bajos. Así surgió el hospital de San Andrés de los Flamencos, cuyo patronato aceptó el rey Felipe III para él y sus sucesores en 1609.

En 1621, el por entonces omnipresente arquitecto Juan Gómez de Mora construyó un nuevo complejo de hospital e iglesia para la institución en la madrileña calle de San Marcos.  Allí se colgó por primera vez el cuadro de San Andrés encargado a Rubens que todavía hoy preside las salas de la fundación. Sin embargo, la desamortización de los bienes de los hospitales y casas de misericordia decretada por Godoy en 1798 la puso en grandes apuros, que se incrementaron aún más durante el reinado de Fernando VII, cuando hubo de abandonar sus antiguas instalaciones, que fueron derruidas en 1848.

A partir de entonces los diplomáticos belgas en Madrid, con el apoyo de la Corona española, buscaron la forma de volver a abrir la fundación, cosa que consiguieron en 1877. En 30 de noviembre, festividad de San Andrés, se inauguraron el nuevo hospital y la nueva iglesia de San Andrés de los Flamencos, en la calle Claudio Coello, con la presencia del rey Alfonso XII y de la princesa Isabel.

Desde entonces, la Fundación Carlos de Amberes se encuentra en el emplazamiento del que ahora será el nuevo museo de arte flamenco de la capital. Las vicisitudes hasta llegar a este punto han sido muchas, como el cambio de sus fines asistenciales a culturales, pero lo cierto es que a día de hoy y habiéndolas superado todas, Carlos de Amberes es la fundación privada sin ánimo de lucro más antigua de Europa.

Esta semana comienza un nuevo y bonito proyecto que enriquecerá aún más si cabe la oferta cultural y artística de Madrid, lo cual nos alegra enormemente. Sin duda, será todo un acontecimiento y le auguramos una larga y exitosa vida a este nuevo museo. ¡Seremos los primeros en visitarlo y os lo contaremos puntualmente!

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

69 Shares
+1
Share56
Tweet
Share13
WhatsApp
Email