Go to Top

Asesinato en la casa del alcalde de Madrid

Tras un día de elecciones, y habiendo pasado las nuestras en el mes de Mayo, hoy os vamos a hablar de uno de los palacios más desconocidos de Madrid pero que se hizo famoso en su día porque era donde habitaba el alcalde. Y no nos tenemos que ir muy lejos, corrían los años 80 del siglo pasado cuando Juan Barranco (alcalde desde 1986 a 1989), trasladó su residencia desde el madrileño pueblo de Alcorcón a una casa palaciega en la calle Mayor, 69. Eran otros tiempos (hoy sería impensable), y en aquella época el alcalde de Madrid tenía derecho a casa en un Palacio. Se habilitó toda la planta superior de la casa Palacio del Marqués de Cañete , para que pudiera vivir con su familia en su período como alcalde.

Palacio del marqués de cañete

Palacio de Cañete, Sede de Casa Sefarad Israel

¿pero por qué es importante esta casa de la Calle Mayor? Pues nos tenemos que trasladar allá por el siglo XVII , cuando se terminó de construir al estilo arquitectónico de los Austrias  un inmenso Palacio en la calle Mayor (llamada de las Platerías por aquel entonces), digno de un marqués como el de Cañete para que pudiera vivir allí, cerca del antiguo Alcázar y mostrar a los madrileños su gran poder y linaje. No duró mucho el pobre hombre, puesto que una tarde de 1654, mientras jugaba a las cartas con un cura de nombre Antonio Amada, se oyó un terrible estruendo y el marqués fue encontrado en la estancia con una enorme espada clavada en el pecho y con un asustado cura que pedía auxilio. Al pobre cura nadie le creyó y terminó siendo el principal acusado. Como eran otros tiempos, fue condenado a morir en la horca, y su mano colgó durante muchos años en la puerta del Palacio para provocar escarnio entre los que allí pasaban.

Pero aquí no acaba la terrible historia del marqués, y es que desde el mismo momento de su muerte, la vida en palacio para sirvientes y familiares fue todo un tormento. Ruidos por la noche de todo tipo, extraños gritos, velas que se apagaban y encendían… parecía una casa endemoniada. Además, a los familiares del cura se le aparece su alma para decirles que él no había sido el asesino. Tuvo que pasar mucho tiempo hasta que un criado del marqués terminó confesando en su lecho de muerte que había sido él el asesino, dado que el marqués abusaba de su esposa en su ausencia. Desde entonces , o al menos no hemos noticia de ello, los ruidos extraños , gritos y demás fenómenos paranormales han desaparecido. De hecho, el edificio pertenece hoy a la casa de cultura judía, encargada de difundir la cultura hebrea entre los madrileños y españoles, y bien merece la pena una visita, aunque está muy modificado en su interior y en su fachada posterior.

Sin embargo, muchos madrileños , los que son gatos gatos, siguen con la mosca detrás de la oreja y cruzan de acera, porque afirman que el marqués se sigue apareciendo por las noches en una de sus ventanas, buscando al que fue su asesino. ¿te atreves a recorrer estos sitios con nosotros en una ruta por el Madrid de los asesinatos?

Fotos obtenidas del portal del centro Sefarad Israel 

Acerca de: Diego Antoñanzas de Toledo

Fundador y emprendedor ilusionado en Madrid and You. Instagram @oidoenlacena

Deja tu comentario o respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+1
Share
Tweet
Share
WhatsApp
Email